lunes, 23 de abril de 2012

Epílogo


La gente que escribe sabe lo difícil que es poner tu corazón en un papel, romperte la cabeza buscando las palabras que mejor cuentan lo que sientes, encontrar la metáfora que disfrace la verdad, la embellezca y cree imágenes en vuestras mentes.
Hace mucho que escribo, no aquí, pero desde siempre me ha gustado usar un bolígrafo como arma contra la soledad que sentía, los miedos que me asaltaban en la senda de la vida, para contar como veía en las personas su luz y sombra.

Hace cuatro meses  que empecé este proyecto con ganas, sé que no he publicado mucho pero desde el principio me puse la norma de escribir solo cuando tuviera ganas, o algo que contar. Cada capitulo cuenta cosas que me preocupan o me gustan, la inspiración llega de cualquier sitio, desde unas escaleras mecánicas hasta unos regalices, incluso personas que entran en tu vida y te cambian los esquemas.

El ultimo mes me ha traído un aluvión de emociones encontradas, estancadas en el lago de mi mente, a la deriva chocando entre si, no he podido escribir sobre todo, por respeto y aprecio. Porque me dolía a cada tecla pulsada, a cada frase que al final se iban a la basura, quería decir pero no tenía voz, no podía hablar del arte con arte y eso me ha hecho decidir.

He decidido tomarme un tiempo sin publicar nada, replantear mi vida real, donde hay sueños que tenga que dejar escapar y puede que desgraciadamente mejore en algún sentido mi estado de animo así, aun así seguiré escribiendo, fuera del abismo. Algún día volveré y espero que sigáis donde os deje, dispuestos a creer en mi de nuevo.

Gracias a todos, especialmente a ti.

  

We must be over the rainbow.

1 comentario:

  1. jo tio!! :( avisa cuando vuelvas a escribrir (soy eneko desde la uni)

    ResponderEliminar