lunes, 2 de abril de 2012

Capitulo 8: El alba


Son las dos de la mañana, me quedan cuatro horas para despertarme e ir a clase. Aun asi no puedo dormir, no es por exceso de cafeína, la ultima Cocacola me la he tomado hace diez horas. Lo intento, pero Morfeo no me quiere esta noche. Despues de un fin de semana de liberación y emociones fuertes me encuentro con la rutina otra vez, pero no estoy pensando en eso.

Pienso en si vere el alba un dia mas como los anteriores, disfrutando de su calida luz chocando en mi cara escondiéndote entre las nubes, caprichoso y enigmático. Parece que hubiera desaparecido sin mas, sin dar señales de vida y con su ausencia solo hay oscuridad y dudas. Hace tiempo que no me fijaba en ti, quizás estabas todo el rato rondando alla por donde yo iba pero mis ojos estaban ciegos y no podían verte. Imprevisiblemente nos topamos, me miraste a los ojos y vi tu luz, como antaño solias hacer, como siempre, como nunca.

No solo me has hecho volver a ver, tu luz atravesó mi cuerpo, mi alma, recorrio cada parte y volvi a nacer. Existo de nuevo, pese a los errores de otra época, tengo una nueva ocasión de observarte cada mañana, no eres igual que antes pero despiertas en mi las mismas sensaciones y por eso pienso si debería dormirme y mañana buscarte fuera de este abismo, o esperar a que llegues e ilumines esta sima.

“No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche.”


“We must be over the rainbow”

2 comentarios:

  1. Cómo te gustan los acertijos. Me parece guay e interesante. Veamos lo que nos depara el resto del día, no se puede quedar uno solamente mirando un amanecer o atardecer, hay que aprovechar las horas laborables y las de descanso ;)

    ResponderEliminar
  2. no se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche.Pero la noche es oscura y amanece nublado.Lluvioso..

    ResponderEliminar